Para poder hacer una fotografía de un insecto necesitamos tener una lente que nos permita hacer fotografías macro o una cámara compacta con esta opción (en el menú suele aparecer como una plantita). En el mercado encontramos diferentes opciones, aunque la más elegida son los objetivos con la opción macro.

Si vamos a hacer fotografías de insectos hay que tener en cuenta que como seres vivos que son, se van a sentir atemorizados y tenemos que darle un tiempo a que se acostumbre a nuestra presencia para que no nos vea como una amenaza. Cuanto menos movimientos y ruido hagamos mejor, así evitaremos posibles huidas de nuestros insectos.

Si vamos a realizar las fotografías con una óptica que nos permita estar a cierta distancia del insecto, es útil y aconsejable hacer la fotografía con trípode. Ya que éste tipo de lentes suelen pesar y solemos moverlas con el pulso (por lo que la foto saldría movida). Además que varía la perspectiva, no realizamos un contrapicado sino que nos ponemos a su misma altura para que no salga deformado.

Cuando utilizamos una lente macro una de las ventajas es que suelen enfocar un plano y desenfocar el resto, es decir, enfocamos al sujeto y el fondo sale desenfocando acentuando así el impacto de nuestra fotografía.

Tenemos que jugar con las texturas y colores de la escena, creando una atmósfera.

macro-11

A la hora de enfocar, debemos enfocar de manera manual, ya que así evitaremos ruidos y podremos ajustar el punto de enfoque que queremos.

Cuanto más sorprendente sea el encuadre y la composición más impacto causará nuestra imagen. Es interesante una vez tomada la fotografía «correcta» jugar con los encuadres, enfocar sólo los ojos, cambiar de perspectiva, poner objetos delante que salgan desenfocados (hierba), jugar con cartulinas detrás del insecto para crear un fondo sorprendente,…

Y sobretodo…y lo más importante…tener paciencia y esperar al momento adecuado para hacer la fotografía.

macro-10

 

Estas fotografías están realizadas con un objetivo 70-300 macro.

Categorías: Fotografía Temática

2 comentarios

Esther Almena · julio 13, 2013 a las 8:04 am

Gracias por el post 🙂

Me gusta la parte de «se van a sentir atemorizados» porque parece trivial pero no lo es. Yo tengo muy poquitas fotos de insectos. Recuerdo que estaba un día comiendo un bocata en el cesped, solo tenía mi cámara compacta a mano (afortunadamente esa SIEMPRE la tengo a mano). Hice varias fotos sin llegar a mirar el resultado… pues bien, esta es la última en la que se ve a la preciosa mariquita:

http://www.flickr.com/photos/estheralmena/3821333336/

En las demás ya se había pirado, jajaja

RA · julio 13, 2013 a las 10:00 am

algunos bichitos si se quedan parados un buen rato, la amantis estaba en la rueda de un coche y estuvo ahí durante bastante rato hasta que llego mi gato 🙂 pero no es lo normal.
¡¡¡¡Muy chula la foto de la mariquita!!!! benditas compactas que siempre nos salvan!!! 🙂

Los comentarios están cerrados.