Cuando estamos buscando un objetivo tenemos que tener bien claro el uso que le vamos a dar, cual es nuestro tipo de fotografía que nos gusta hacer y nuestras necesidades.

Os voy a hablar del objetivo 50 mm, personalmente tengo un canon 50 mm f 1,4, pero encontramos el 1,8 que tiene un precio más asequible y con similares prestaciones.

Para empezar, debemos tener en cuenta que una lente fija siempre nos va a dar muchísima más calidad de imagen que una lente zoom.

Se trata de un objetivo luminoso, barato (ya que al ser tan luminoso tiene un buen precio), pesa poco y puede servirte para hacer fotos (retratos sobre todo) y vídeo de una manera muy interesante.

50 mm canon

Se trata de un objetivo idóneo para realizar fotografías de primeros planos y retratos. Nos permite separar los planos, enfocando unos y desenfocando los otros.

Al ser muy luminoso nos permite hacer fotografías sin necesidad de utilizar el flash, captando la luz de la escena a fotografiar.

Debemos tener en cuenta el tamaño de nuestro sensor, para saber que factor multiplicador tendrá la lente.

Otro uso sería el vídeo, ya que podemos encontrar un 50 mm f1,8 a un bajo coste y nos permite tener un objetivo con una luminosidad considerable, con un efecto cine al poder enfocar y desenfocar los planos con gran facilidad.


 

 


2 comentarios

Esther Almena · octubre 7, 2013 a las 9:16 pm

Los 50mm son maravillosos, aún recuerdo la primera vez que usé uno, en mi antigua nikon, se me quedó cara de tonta de la fascinación. Voy a escribir la semana que viene un post sobre los bokeh 🙂

RA · octubre 8, 2013 a las 10:09 am

eso eso…que yo quiero hacer bokehs de corazones 🙂

Los comentarios están cerrados.